¿Es malo no desayunar? Un mito difícil de desterrar:

Parece que, a nivel social, se sigue pensando que es malo no desayunar y que el desayuno es la comida más importante del día. Como Entrenador Personal, puedo decir que casi la totalidad de mis clientes, en el momento que me contratan, están convencidísimos de ello, y es trabajo del Entrenador Personal Online tener la capacidad de educar a sus clientes en unos buenos hábitos individualizados, ya que cada persona, como se suele decir, es un mundo.
A nivel científico, no parece haberse llegado a ningún tipo de consenso en cuanto a los beneficios del desayuno o de saltarse el mismo. Como siempre decimos, la clave está en la individualización, y en este caso parece suceder algo similar. Entre mis clientes de Entrenamiento Online me he encontrado casos de personas para quienes desayunar supone un esfuerzo, a veces por falta de tiempo y otras por falta de hambre. En otros casos desayunar es algo así como una rutina de relajación imprescindible para empezar bien el día, y es raro el día que se despiertan sin hambre o sin esa necesidad a nivel psicológico.
Esto me demuestra que en mi labor de Entrenador Personal Online debo ver a cada cliente como un individuo único, y darle un enfoque adaptado al 100% a sus necesidades, ya que de lo contrario podría recomendar estrategias nutricionales erróneas, pensando que le pueden ir bien a alguien por el simple hecho de que a nivel científico se haya demostrado como una buena opción para, por ejemplo, la pérdida de grasa.
Volviendo al desayuno y sus posibles beneficios, vemos cómo tanto desayunar como llevar a cabo ayunos intermitentes pueden ser estrategias efectivas, depende de para quién, con qué objetivo y en qué fase del proceso. El ayuno intermitente, para quien se adapte bien, puede ser una estrategia muy eficaz para la pérdida de grasa, ya que evita el aumento de los niveles de insulina durante bastante tiempo, lo que ayuda a que el cuerpo tenga más facilidad para eliminar grasa. Si por el contrario hablamos de desayunar, en personas con objetivos de ganancia de masa muscular podría ser una buena estrategia, ya que en ciertos casos aumentar el número de comidas facilita ingerir una cantidad superior de alimentos, que al final es fundamental para generar masa muscular.
En definitiva, como Entrenador Personal Online debo tener en cuenta todas las variables únicas relativas a cada cliente, para así poder ofrecer el mejor servicio posible a todos los niveles, y que la experiencia y resultados de mis clientes sean los mejores posibles, siempre teniendo en cuenta sus características únicas, que serán los mayores determinantes de su éxito y harán que todo el proceso sea lo más llevadero y lo menos estresante posible.