¿Es malo no desayunar? Un mito difícil de desterrar:

Parece que, a nivel social, se sigue pensando que es malo no desayunar y que el desayuno es la comida más importante del día. Como Entrenador Personal, puedo decir que casi la totalidad de mis clientes, en el momento que me contratan, están convencidísimos de ello, y es trabajo del Entrenador Personal Online tener la capacidad de educar a sus clientes en unos buenos hábitos individualizados, ya que cada persona, como se suele decir, es un mundo.
A nivel científico, no parece haberse llegado a ningún tipo de consenso en cuanto a los beneficios del desayuno o de saltarse el mismo. Como siempre decimos, la clave está en la individualización, y en este caso parece suceder algo similar. Entre mis clientes de Entrenamiento Online me he encontrado casos de personas para quienes desayunar supone un esfuerzo, a veces por falta de tiempo y otras por falta de hambre. En otros casos desayunar es algo así como una rutina de relajación imprescindible para empezar bien el día, y es raro el día que se despiertan sin hambre o sin esa necesidad a nivel psicológico.
Esto me demuestra que en mi labor de Entrenador Personal Online debo ver a cada cliente como un individuo único, y darle un enfoque adaptado al 100% a sus necesidades, ya que de lo contrario podría recomendar estrategias nutricionales erróneas, pensando que le pueden ir bien a alguien por el simple hecho de que a nivel científico se haya demostrado como una buena opción para, por ejemplo, la pérdida de grasa.
Volviendo al desayuno y sus posibles beneficios, vemos cómo tanto desayunar como llevar a cabo ayunos intermitentes pueden ser estrategias efectivas, depende de para quién, con qué objetivo y en qué fase del proceso. El ayuno intermitente, para quien se adapte bien, puede ser una estrategia muy eficaz para la pérdida de grasa, ya que evita el aumento de los niveles de insulina durante bastante tiempo, lo que ayuda a que el cuerpo tenga más facilidad para eliminar grasa. Si por el contrario hablamos de desayunar, en personas con objetivos de ganancia de masa muscular podría ser una buena estrategia, ya que en ciertos casos aumentar el número de comidas facilita ingerir una cantidad superior de alimentos, que al final es fundamental para generar masa muscular.
En definitiva, como Entrenador Personal Online debo tener en cuenta todas las variables únicas relativas a cada cliente, para así poder ofrecer el mejor servicio posible a todos los niveles, y que la experiencia y resultados de mis clientes sean los mejores posibles, siempre teniendo en cuenta sus características únicas, que serán los mayores determinantes de su éxito y harán que todo el proceso sea lo más llevadero y lo menos estresante posible.

¿Cuántas horas de sueño son las óptimas? Consejos de un entrenador personal:

En mi amplia experiencia de años como Entrenador Personal Online, he visto casos de clientes que disponían tan solo de 5-6 horas de sueño cada noche y estaban perfectamente recuperados para el día siguiente, y otros que con 8-9 horas no tenían suficiente.

En el entrenamiento online, dado que el entrenador no está en el día a día presencialmente con el cliente, es muy importante monitorizar muchas variables que van a influir decisivamente en la mejoría física de una persona. Por ello, el descanso es una de las claves, ya que la recuperación tras un entrenamiento depende en gran medida de ello.

Parece obvio, pero no siempre se tiene en cuenta, que un deportista de élite con una volumen de entrenamiento de, por ejemplo, 4-5 horas diarias, va a necesitar un mayor número de horas de recuperación que alguien que solo haga un rato de ejercicio físico al día por salud. El estrés al que ese deportista somete al cuerpo es muy elevado, por lo que su cuerpo requerirá de más horas de sueño y de una mayor optimización de los procesos regenerativos.

Siempre procuro mantenerme lo más actualizado posible como entrenador personal online, leyendo y revisando multitud de investigaciones posibles de máximo nivel, de manera que los procesos y las técnicas que utilizo con mis clientes puedan ser mejoradas cada día, y el servicio de entrenamiento online que les ofrezco sea de la mayor calidad posible.

En relación a esto, cabe indicar que los últimos estudios (y cada vez más), apuntan a que, igualmente que es fundamental la individualización del entrenamiento, es clave la individualización del sueño. Parece, como además es lógico, que cuanto más volumen de entrenamiento más horas de sueño serían necesarias (hasta un cierto punto, obviamente). Por lo tanto, cualquier entrenador online debe de tener esto en cuenta a la hora de establecer estrategias de recuperación para sus clientes, dado que cada uno necesitará una dosis distinta de sueño, al igual que ocurre con el propio entrenamiento o con la alimentación.

En definitiva, en el entrenamiento hay que tener en cuenta un gran abanico de variables que influirán de forma directa en los resultados obtenidos por los clientes, tanto a nivel de salud, como de rendimiento deportivo. Conforme siguen publicándose nuevas investigaciones, la tendencia, cada vez más, parece indicar que la clave es la INDIVIDUALIZACIÓN de todas las variables que intervienen en este complejo sistema. La pericia del entrenador personal reside en ser capaz de “jugar” con todas esas variables y conseguir un “cocktail” lo más eficaz y eficiente posible para cada persona. Aquí no valen los planes estandarizados y genéricos para todo el mundo.

¿Cómo empezar a comer sano? Y no morir en el intento…

El concepto de empezar a comer sano parece muy sencillo visto desde fuera, pero en cuanto tenemos que aplicarlo a nuestra vida diaria, empiezan las complicaciones.

Por desgracia, desde mi punto de vista como Entrenador Personal Online, percibo que, por lo general, se dan por obvios unos supuestos que parecen totalmente lógicos, pero que en realidad no lo son tal. El cuerpo humano es una máquina muy compleja pero a la vez muy bien diseñada, de manera que somos capaces de adaptarnos a entornos muy variantes y previsiblemente complicados que seguramente ni siquiera nos plantearíamos con anterioridad.

Cuando llevamos muchos años haciendo lo mismo, siguiendo una misma rutina, se hace cada vez más difícil cambiar ciertos hábitos que parecerían sencillos de modificar. Esto es, si estamos comiendo todos los días un trozo de pan y queremos reducir los hidratos de carbono de nuestra alimentación, sería tan sencillo como dejar de comernos ese trozo de pan. ¿O quizá, dependiendo de la persona y del contexto no sea tan sencillo?

Desde mi experiencia como Entrenador Personal Online, considero un grave error tratar de aislar cada ámbito del global del ser humano para afrontar ciertas situaciones y cambios que queramos llevar a cabo. En el caso de la nutrición, la variable psicológica es fundamental, y el éxito de las mejoras que tratemos de aplicar en nuestra alimentación, como puede ser empezar a comer sano, va a depender en gran medida de cómo asumamos y afrontemos esos cambios.

En la inmensa mayoría de los casos, tal y como han dejado claro multitud de investigaciones científicas, el éxito no es el corto plazo, sino el largo. Conseguir cambiar un hábito es relativamente fácil, lo difícil es ser capaz de mantener ese cambio y que no nos suponga un sacrificio insoportable durante el resto de nuestra vida.

Bajo mi punto de vista, la clave de un Entrenador Personal reside en conocer y saber aplicar, de forma individualizada, diferentes estrategias que nos lleven a conseguir cambios de hábitos PERMANENTES.

En definitiva, ahí reside la dificultad real, en ser capaces de que dichos cambios de hábitos sean para el resto de nuestras vidas y no un mero espejismo sostenido temporalmente gracias a un pico puntual en nuestra motivación, la cual va y viene, sube y baja, y no siempre se mantiene todo lo alta que muchas veces nos gustaría. Y ese es uno de los puntos fundamentales del trabajo de un Entrenador Personal Online.

No pienses a corto plazo, el éxito es el mantenimiento del nuevo hábito a largo plazo.